43 AÑOS DEL POLICLINICO DE ALCOHOLISMO Y DROGADICCION OBISPO ENRIQUE ALVEAR
(PADEA)

El 27 de abril, el Policlínico de Alcoholismo y Drogadicción Obispo Enrique Alvear, cumplirá 43 años de servicio a la vida. Esta institución depende del Arzobispado de Santiago, en red con la Vicaría de la Zona Sur.

Este programa nace el año 1968 al interior de la Población La Victoria, actualmente comuna de Pedro Aguirre Cerda. En este lugar, el p. Sergio Naser, junto al psiquiatra Juan Marconi, a un equipo de profesionales, pobladoras y pobladores comprometidos, comenzaron a desarrollar una labor especialmente enfocada (en ese momento) a la atención de personas alcohólicas, siempre desde un trabajo comunitario. Posteriormente, el trabajo se traslada a la Población Villa Sur, lugar cercano al anterior. Acá, se va profundizando el trabajo y relacionándose con otras organizaciones del sector.

En el año 1982, el Policlínico llega a la Población José María Caro, y es en este lugar, donde se comienza a fortalecer el trabajo con personas alcohólicas y dependientes a otras drogas. Es así, que durante años se han atendido en esta institución personas y familias, las cuales han sido parte de un modelo de tratamiento bio psico social espiritual, el cual, es realizado por todo un equipo multidisciplinario, que apoya, interviene y acompaña las variadas áreas de familia. Actualmente, el programa atiende a hombres y mujeres de diversas comunas de la región metropolitana, especialmente de la zona sur de Santiago.

La institución, además del proceso de tratamiento y rehabilitación, lleva adelante un trabajo con grupos de autoayuda, que forman parte de comunidades pertenecientes a capillas o parroquias. Además, esta área comunitaria, es la encargada de organizar y coordinar diferentes trabajos en terreno, relativos a la temática de prevención y rehabilitación de personas con problemas derivados
del consumo abusivo de drogas, desde el aspecto pastoral y social, siempre apostando por la vida de cada una de las personas que integran el programa.

Para celebrar este nuevo aniversario, la institución desarrollará diversas actividades, concluyendo la jornada con una eucaristía, para dar gracias al Señor y renovar el compromiso con la vida.